Facebook eliminará todos los datos borrados por sus usuarios.

Facebook se ha comprometido a borrar definitivamente de sus servidores la información que los usuarios hayan eliminado de sus cuentas, según unos activistas austríacos a favor de la protección de datos que se enfrentan a uno de los gigantes de las redes sociales.
La compañía, que almacena información de sus usuarios clasificada en al menos 76 categorías, también se ha comprometido a ofrecer una mejor información acerca de la gestión de sus datos, explicó ayer en rueda de prensa en Viena el promotor de las quejas contra Facebook, Max Schrems, un estudiante de Derecho de 24 años.
Dado que la sede internacional de la empresa -que agrupa a todos los usuarios salvo los de EEUU y Canadá- se encuentra en Dublín, los activistas presentaron 22 quejas ante las autoridades irlandesas de protección de datos por ser las leyes del país más estrictas que las estadounidenses en este ámbito.
Tras alegar que Facebook no cumple las normas de la Unión Europea (UE) en la materia se abrió el paso obligatorio -para la legislación de Irlanda- de una negociación tendiente a encontrar un arreglo amistoso, con un encuentro celebrado el día lunes.
Los activistas, que anunciaron progresos en sus aspiraciones durante este encuentro, afirmaron ayer que la red social almacena datos de sus usuarios clasificados en al menos 76 categorías.
“Hemos conseguido que Facebook nos vaya a entregar una lista con todas las categorías de datos que guardan sobre nosotros (los usuarios)”, dijo Schrems, quien aseguró que seguirán presionando para que la empresa estadounidense mejore la gestión de los datos privados de sus usuarios.
Schrems, emprendió su batalla legal contra Facebook hace unos meses después de descubrir que la empresa guardaba un archivo sobre él que contenía 1.222 paginas divididas en 57 categorías, como aficiones, gustos, opiniones religiosas, y un largo etcétera.
Entre los datos, le alarmó que aparecieran informaciones y conversaciones que había borrado, pero que Facebook no eliminó definitivamente de sus servidores.
Ese archivo ha sido la clave para presentar las quejas ante las autoridades irlandesas, que dieron la razón a Schrems a finales de diciembre y ofrecieron a Facebook hasta junio de plazo para mejorar sus políticas de privacidad, y las negociaciones actuales forman parte de ese arreglo.
Facebook se comprometió a borrar definitivamente la información de sus servidores que los usuarios hayan eliminado de sus cuentas y proporcionar una mejor información acerca de la gestión de sus datos, explicó hoy Schrems.
“Por lo general, hemos tenido la sensación que nuestras quejas se tomaban muy en serio y que nuestras propuestas será aplicadas por Facebook”, indicó.
El universitario austríaco también denunció que las autoridades irlandesas no querían desafiar al gigante de Internet, dejando en manos de unos estudiantes la defensa de los datos de millones de usuarios de Facebook. “Es absurdo que un par de estudiantes tengan que negociar con una multinacional sobre la privacidad de 800 millones de usuarios”, concluyó Schrems. (EFE)